Gafas para el sol comodas de mujer. Nueva coleccion.Tus ojos dicen mucho sobre ti. Tanto como tus gafas de sol de mujer. De pasta, de metal o híbridas, de estilo piloto, bohemias o llenas de glamour, hablamos de un complemento esencial para deslumbrar sin ser deslumbrada.

No se encontraron productos que concuerden con la selección.


Las gafas de sol no necesitan un cielo despejado con increíbles rayos de sol cubriéndolo todo, lo que necesitan es contar con prendas actuales a la altura de su estilo. Estos complementos acaparan el asfalto con su estética cool y sus materiales de calidad protegen nuestra visión de los rayos solares por muy débiles que sean o parezcan. Estos accesorios definen la mirada y la llenan de gracia, además, dispones de un catálogo inmenso de posibilidades que se adaptarán a las facciones de tu rostro y a tus preferencias. No hace falta que esperes a que llegue el calor, si quieres te acompañarán los 365 días del año. Escoge unas gafas de montura cuadrada y accede al estilo lady más y chic combinándolo con unos pantalones boyfriend de talle alto, camisa con lazada al cuello, botines de tacón ancho y  un sombrerito. Juega con las monturas y diseños de las gafas de sol Las gafas de sol de estilo retro siempre están de moda y cuentas con una gran variedad de modelos con montura cat-eye, gafas de pasta o redondas. Cualquiera de estas opciones te proporcionará frescura y el toque de sofisticación que necesitan tus looks informales. Las gafas espejo tienen carácter y te concederán una mirada muy trendy. Las famosas y mujeres más influyentes en moda apuestan por los cristales de color, las molduras estampadas y los puentes metálicos, y si eres atrevida tal vez puedas unirte a ellas. Concede estilo a tus outfits y lleva cualquiera de estos modelos con un discreto little black dress, stilettos y un bolso tote. En Pinatar sport disponemos también de muchas gafas de sol para hombre para cubrir tus necesidades, además de otros accesorios muy prácticos y estilosos para combinarlos entre sí como relojes analógicos, pañuelos print o pendientes de lágrima.